Noticias

Sección de Noticias ...

Exitosa segunda versión de la feria del trueque de plantas y semillas en el Museo Colonial Alemán de Frutillar

* La actividad dio la bienvenida al Año Nuevo del Sur en medio de intercambios de semillas, plantas y charlas convocando a más de 480 personas.
 
Familias, adultos, estudiantes y niños colmaron todos los rincones del Museo Colonial Alemán de Frutillar el pasado 23 de junio con motivo de la realización de la segunda Feria del trueque de plantas y semillas. La actividad que se enmarcaba en la  celebración del “Año Nuevo del Sur”, periodo  que marca  el cambio o inicio de un nuevo ciclo, centro los  puestos para el intercambio en los jardines y campanario del museo; la propuesta que se lleva a cabo por segundo año consecutivo  fue posible gracias al apoyo entregado por un gran número de instituciones colaboradoras entre las que se encontraban la Municipalidad de Frutillar, Fundación Plades, Unión Comunal de Juntas de Vecinos, Emporio El Correo, Club de Jardines, Ciudad Creativa de la Música, 70WESTE y Factoría de oficios. 
 
El evento comenzó a eso de las 9:30 hrs con la apertura del museo para que los participantes se instalaran en sus puestos y comenzaran el intercambio de plantas y semillas. Paralela a esta iniciativa se realizó el taller para niños “Compostaje en la casa”, en el que participaron los más pequeños quienes acompañados de sus padres conocieron las técnicas más apropiadas para reciclar y tener en su hogar su propio compost. 
 
 El momento más importante se dio con la inauguración oficial de la actividad donde participaron diversas autoridades entre ellas el Alcalde de Frutillar, Claus Lindemann acompañado por el Seremi de Agricultura, Juan Vicente Barrientos, la Directora de Dirección Museológica UACh, Karin Weil, además de la Presidenta del Club de Jardines de Frutillar, Patricia Püschel, quien invito a los asistentes a sumarse a este evento.
 
Según explicó la Encargada del Museo Colonial Alemán de Frutillar, Karin Vogel, el positivo balance tras la actividad se debe principalmente a una labor desarrollada en conjunto durante muchas semanas, en donde participaron distintas organizaciones. “Es un trabajo colaborativo que veía en esta feria la oportunidad de recordar las antiguas tradiciones pasándolas a las nuevas generaciones como una forma de preservar el patrimonio natural y cultural de la zona”, manifestó. 
 
Por su parte, Vogel recalcó que el concepto de patrimonio va mucho más allá de los objetos o colecciones que alberga el museo, sino que también tiene que ver mucho con la forma en que las personas se comunican y trasmiten conocimientos. “Desde ese punto esta feria releva nuestro patrimonio desde la naturaleza, la cultura, el cómo se cultiva de la música y de la cocina”, añadió.
 
De igual forma, el Alcalde de la ciudad, se refirió al aporte que este tipo de propuesta realiza a la comunidad, en especial a lo que se refiere a la preservación de horticultura. “Felicito a los organizadores ya que este segundo año ha sido todo un éxito, en especial la convocatoria que se grafica con la gran afluencia de público recibida. Además se trata de una iniciativa que hace un inmenso aporte hacia la mantención de la genética de nuestras plantas; enseñando también a las personas la opción de cultivar, lo cual ayuda al espíritu y mejora la cocina ofreciendo una gran variedad de productos típicos”, señaló. 
 
Quien también resaltó el aporte de esta segunda convocatoria fue el Seremi de Agricultura, Juan Vicente Barrientos, aclarado que la feria a su vez es un lugar de encuentro que mantiene y combina las tradiciones de la agricultura con las nuevas prácticas, como por ejemplo la Agroecología. “En este evento podemos crear cultura preservando nuestras tradiciones y sobre todo destacando que la comuna de frutillar puede ser reconocida mundialmente no solo por la música, sino  también por la agricultura. Lo que hace la Feria hoy es un muy buen ejemplo porque hace que los ciudadanos y la misma comunidad compartan y eso es lo que nos falta como sociedad. Muy buena iniciativa”, explicó.
 
Por su parte, Vogel destacó el importante rol que juega el museo como punto de encuentro. “Estamos muy consientes como equipo que el museo debe ser un lugar de encuentro, un espacio donde los habitantes de este territorio sientan que pertenecen a él y que de alguna manera están identificadas. Queremos que todos se encariñen con este espacio, que visiten el museo y encuentre en él un lugar donde se puedan expresar distintas perspectivas de nuestra cultura”, indicó.
 
Revisa el archivo de imágenes en nuestro  facebook @museosaustral