Noticias

Sección de Noticias ...

Más de 350 personas disfrutaron las actividades de Museos de Medianoche en la UACh

*Los visitantes repletaron las salas del Museo Philippi y el MAC Valdivia, donde además de recorrer las distintas exposiciones y colecciones en exhibición participaron de un teatro de sombras con relatos sobre la fauna del bosque, desde la cosmovisión mapuche, acompañados de la interpretación de una flauta Tiwanaku.

El pasado 16 de noviembre, el Campus de la Cultura UACh recibió a los centenares de asistentes, en su mayoría familias, quienes desde las 20:00 hrs se volcaron hacia los museos para celebrar un nuevo año de Museos de Medianoche; iniciativa coordinada por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que invita a recorrer gratuitamente espacios culturales en distintos lugares del país. No obstante, para este 2018 la Universidad preparó dos estaciones una en el Museo de la Exploración R.A. Philippi y otra en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC), ambas con actividades diseñadas desde la educación patrimonial para niñas y niños del primer ciclo básico. 

Con el teatro de sombras denominado, “La vida nocturna de los bosques”, los más pequeños fueron cautivados a través de relatos en torno a la fauna nativa que habita y despierta en la oscuridad de la noche. Las historias creadas por el artista multidisciplinario Víctor Cifuentes, capturaron la atención de los presentes por medio de un recorrido de las aves presentes en el territorio, desde sus sonidos hasta la interpretación de ellas desde la cosmovisión mapuche.

Según explicó el Coordinador de Extensión de la Dirección Museológica UACh, Adrián Silva, los relatos tenían como base las sombras de ciertas especies de animales (monito del monte, huairavo, entre otras) quellevaban a los niños de una manera muy entretenida a conocer del bosque y sus habitantes. “Víctor, fue fundamental para esta actividad, ya que es un conocedor del mundo natural desde su cultura, además hay una cosmovisión que opera desde el mundo mapuche donde la luna es una protagonista, al igual que el cosmos y las estrellas,” indicó.

De igual forma, destacó que este tipo de eventos respaldan la necesidad de llevar a cabo actividades que involucren a la familia y los niños, siempre con una mirada desde la educación Patrimonial. “Consideramos que esta actividad fue un éxito, no solo triplicamos las visitas en comparación con el año pasado, sino que también fue necesario realizar tres funciones del teatro de sombras dada la demanda y afluencia de publico que llegó hasta los museos queriendo participar de nuestra programación,” aclaró. 

Quien también jugo un rol fundamental en la actividad fue la flautista Tanja von Arx, ya que maravilló a los asistentes con su interpretación de la flauta Tiwanaku. Replica de un instrumento descubierto en el desierto de Atacama en 1969 por el sacerdote jesuita Gustavo Le Paige y que, tras estudios realizados en el 2010 por la Universidad de Chile, se concluyó estaba constituida por madera de arboles que solo crecen en la localidad del Beni en Bolivia y que tenia una existencia de 1600 años. “Esta flauta se diferencia de otras porque se toca por el costado, es decir es traversa y eso la convierte en un hito desde la musicología ya que hasta la fecha se sigue sosteniendo que los españoles fueron quienes trajeran la traversa con el flautín a Sudamérica, hecho que la Tiwanaku desmiente,” aclaró.

La artista no solo acompañó a Cifuentes en el teatro de sombras, efectuado en el Museo Philippi, sino también formó parte de la segunda estación realizada para Museos de Medianoche en el MAC Valdivia. Allí desde el centro de la instalación artística Werken de Bernardo Oyarzún cautivaron al publico con su interpretación musical que parecía darle voces a las mil mascaras o kollones que componen la muestra.“Estas son experiencias que vale la pena vivirlas, más en este momento con Werken y la historia actual de Chile, creo que todos debemos enfrentarnos a esas máscaras mapuche y reflexionar en torno a qué es lo que estamos haciendo como país,” resaltó. 

Desde los Museos UACh manifestaron sentirse satisfechos por el éxito de las actividades y ya trabajan en nuevos proyectos para desarrollar junto a la comunidad valdiviana.