Dirección Museológica busca poner en valor objetos de la comunidad valdiviana

 

 

*Se trata de la propuesta Objeto del Mes, iniciativa que este 2020 entró en una segunda etapa y que para febrero destaca la bandera Valdiversa, 2016.

Los museos son espacios que albergan, conservan y difunden colecciones patrimoniales. Los objetos, que conforman estas colecciones, les permiten a los museos diseñar su museografía y darle materialidad a los relatos que los sustentan. Hay objetos que no forman parte de la exhibición permanente y por lo tanto nunca han salido de los depósitos, salvo aquellos que han sido parte de exposiciones temporales. Por este motivo, surge en la Dirección Museológica la iniciativa el Objeto del Mes, propuesta que tiene por objetivo poder dar un espacio que visibilice el trabajo de documentación y conservación que recae sobre estos objetos.

Para dar continuidad y fortalecer esta actividad, desde la Dirección de Museos UACh se planteó pasar a una segunda fase, que buscaba dar cuenta de toda la riqueza de contenidos que los objetos pueden entregar más allá de la materialidad, como es la memoria viva de quienes los resguardan, así explicó el Coordinador del Área de Extensión de la DM UACh, Adrián Silva. “Luego de dos años de trabajar con nuestras colecciones y con la participación de todos los integrantes de nuestra unidad, nos planteamos la necesidad de trabajar un programa participativo, que involucre a la comunidad universitaria, través de la colecciones de las facultades y la comunidad externa representada en sindicatos, organizaciones sociales y comunitaria, que integre especialmente a adultos mayores, oficios tradicionales y las comunidades indígenas, abarcando el territorio de la región de Los Ríos,” explicó.  

Es así como el Objeto del mes de febrero se encuentra representado por la Bandera Valdiversa, 2016. La bandera de la diversidad es un objeto representativo de la comunidad LGTBIQ+. El año 2010 en Valdivia, se funda la primera organización por la diversidad sexual de la Zona Sur Austral de Chile, Valdiversa (Unión Valdiviana por la Diversidad Sexual). Desde entonces, este objeto ha participado en las diferentes convocatorias y espacios para la reivindicación de los Derechos Humanos desde un enfoque de género, identidad y sexualidad. 

Según explicaron Marcela Martínez, Tesorera y Miguel Valenzuela, Encargado de Educación de Valdiversa, intervenir los espacios públicos con los símbolos identitarios de la comunidad LGTBIQ+ ha sido una constante para Valdiversa. “El 2016, cubrimos con la icónica bandera el puente Pedro de Valdivia con sus 12 metros de largo y 5 metros de ancho, en el marco del evento cultural global 100 en un día. Revestir este patrimonio con los colores del arcoíris, significó un hito importante para nuestra trayectoria histórica, por visibilizar espacialmente el derecho que posee toda persona a sentir orgullo por lo que se es y de amar a quien se quiera,” indicaron. 

Cabe destacar, que esta propuesta se abordará durante todo el año siempre desde la perspectiva de la nueva museología. Visión que da la posibilidad de plantear una exposición a través de un método de trabajo permanente con la comunidad, para lo cual se requiere de una mayor atención a los debidos procesos participativos. “Para asumir este desafío, hay que colocar especial dedicación en obtener un compromiso recíproco, donde la participación comunitaria sea efectiva, a través de un trabajo dialogante, transparentado los alcances y compromisos para generar espacios reales de difusión del patrimonio comunitario. Por todo lo planteado, es que hemos querido trabajar con objetos de la comunidad, que nos permita abrirnos a nuevos relatos de la historia regional y que éstos a su vez se apropien de los museos,” indicó Silva. 

La bandera Valdiversa 2016, estará disponible para ser visitada en el acceso al hall de Museo Histórico y Antropológico Mauricio Van de Maele y puede ser visitada de lunes a domingo entre la 10 a 20 hrs, horario continuado.