La música se hace presente en el objeto del mes de agosto

 
*Un  gramófono portátil  modelo Colibrí se exhibirá durante todo el mes  en el Museo Histórico y Antropológico Maurice van de Maele.
 
La Dirección Museológica UACh continua con la iniciativa denomina “el objeto del mes”, actividad transversal al interior de la unidad que invita a todos los miembros del equipo a escoger mes a mes un objeto perteneciente a distintas colecciones para compartir con la comunidad su historia y legado. Para agosto se opto por un gramófono, este antiguo  aparato reproducía discos portátiles y fue muy popular durante su época. Patentado en 1887 por Emile Berliner, fue el primer sistema de grabación y reproducción de sonido que utilizó un disco plano, a diferencia del fonógrafo que grababa sobre un cilindro. En la década de 1920 comenzaron a aparecer una serie de estos artefactos, pero en un formato ultra portátil. El más pequeño fue el llamado Colibrí, que estando cerrado parecía una caja de cámara.  
 
Elaborado en Bélgica con un diafragma y motor fabricado en Suiza, el gramófono portátil Colibrí puede reproducir un disco de 10 pulgadas, pero, debido a su plato pequeño, era necesario previamente asegurar el disco con una tuerca de sujeción. 
 
El artículo fue donado por la Sra. Carmen González viuda de Kleinsteuber cuya familia llegó a Valdivia con Teodoro Kleinsteuber a fines del siglo XIX. Este objeto simboliza la importación de la vida social en comunidad, en el contexto de la incipiente colonización alemana.
Por su parte, el Coordinador del área de Vinculación y Gestión, Marcelo Godoy, quien además seleccionó este objeto, señaló que su opción para agosto apunta al rol que juega  la música como expresión cultural y reflejo estético e identitario de la sociedad.  “La comunión y experiencia sonora entre el creador o intérprete y su audiencia directa ha existido desde tiempos remotos. Con el desarrollo de la sociedad industrial la producción cultural amplió su condición de tradición oral al ser grabada y registrada en diferentes soportes. Como expresión de la tradición local fue igualmente transformada con los nuevos dispositivos que permiten su transporte a distintos lugares. Esta nueva forma de disfrutar la música ha generado cambios sociales, económicos y culturales profundos, que han hecho de la música mediatizada una expresión de alta significación y patrimonio común de las sociedades contemporáneas”, aclaró.
 
Este peculiar gramófono podrá ser visitado durante todo el mes de agosto en el hall del Museo Histórico y Antropológico Mauricio Van de Maele.