Litografía de Rudolph Amandus Philippi se convierte en el Objeto del Mes de Julio

*El objeto perteneciente al Laboratorio de Conservación y Documentación, Dirección Museológica UACh forma parte de la ilustración de viajes que el investigador realizó por el país.
 
Julio trae distintas actividades para la Dirección de Museos UACh entre ellas destaca el relanzamiento de libro "El Orden Prodigioso del Mundo Natural" escrito por  Rudolph Amandus Philippi y que Ediciones UACh presentará en una nueva versión este jueves 6 de julio en el Museo R. A Philippi. Por este motivo y cumpliéndose además este mes 113 años del  fallecimiento de este reconocido naturalista, se escogió para julio un objeto que tuviese relación con estas actividades y aniversarios fue así como una Litografía sobre papel denominada "Cachinal de la Costa", que se preserva en el Laboratorio de Conservación y Documentación de la Dirección, se convierte en el objeto del mes.
 
La pieza que se encuentra sobre un soporte de 25.4 x 33.2 cm y en una matriz de  17.1 x 26.8 cm corresponde a un paisaje dibujado por R.A Philippi durante uno de los viajes que realizó  al desierto de Atacama, a fines del año 1853 e inicios de 1854. La litografía efectuada a partir del dibujo de Philippi forma parte del libro “Viaje al Desierto de Atacama: Hecho de orden del Gobierno de Chile en el verano 1853-54” (Philippi, 1860). Tal como señaló la Directora de la DM, Karin Weil, las ilustraciones al igual que los propios escritos son de gran calidad técnica y destacan por su carácter netamente científico. “En las palabras iniciales de este libro se señala claramente cuál será el carácter del mismo, determinando no solo el tipo de relato sino también la composición de sus paisajes y dibujos de especies naturales”, indicó.
 
La obra escogida para representar el objeto del mes de Julio, así como el resto de las imágenes que acompañan el libro, se dibujaron a partir del natural y han servido para su posterior reproducción en formato grabado litográfico. Es importante destacar que a lo largo de la historia, el grabado ha permitido la reproducción y circulación de un sinfín de imágenes, permitiendo el acceso a un amplio público muchas veces imposibilitado de acudir a los grandes museos y galerías de arte. Particularmente interesante es su uso en la creación de los libros que compilaron las imágenes creadas por los expedicionarios de los siglos XVIII y XIX, que recorrieron diversos lugares del mundo, entre ellos el continente latinoamericano. 
 
Según explicó la Conservadora y Restauradora de la DM, Mariana Vidangossi, en las imágenes grabadas que acompañan estos textos se aprecia el resultado de un trabajo colaborativo, en el que distintos actores toman lugar. “El artista viajero, o el científico como Philippi, será quien bosqueje en lugar los territorios visitados valiéndose del lápiz y papel, o de la acuarela, capturando lo esencial para la composición posterior de la obra final, estando muchas veces sus imágenes acompañadas de anotaciones sobre colores y otros detalles que permitan reconstruir aquella visión. Le seguirá el litógrafo, quien se encargará de dibujar en la piedra, quizá asistido por dibujantes especializados en la figura humana, embarcaciones u otros. Por último un impresor experto se hará cargo del procedimiento final, logrando la reproducción de numerosos ejemplares, iguales en su esencia”, aclaró la profesional.
 
Sobre la técnica 
 
La litografía, descubierta en 1796 por Alois Senefelder, es un sistema de impresión planográfico a partir de una matriz de piedra calcárea. El procedimiento consiste básicamente en generar una diferencia de preparación entre las áreas de la matriz que recibirán la tinta y las que la rechazarán. Se sustenta en la natural repulsión que se da entre la grasa y el agua. (Zapater y Jareño, 1993).  Por su parte, Vidangossi manifestó que se trata de un dibujo que se realiza directamente sobre la superficie usando algún material graso al cual se le adiciona pigmento negro. “este tinte se puede encontrar en forma de lápices, crayones o tinta conocida como tusche, pero el proceso de impresión propiamente tal lleva a cabo usando una prensa litográfica”.
 
 El objeto estará disponible durante todo julio para ser visitado de martes a domingo entre las 10 a 18 hrs en el hall del Museo histórico y Antropológico Mauricio Van de Maele.