Loza inglesa se convierte en el objeto del mes

*Dirección Museológica (DM) UACh instaura por segundo mes consecutivo una iniciativa que apunta  a la  preservación de la memoria a través del patrimonio tangible.
 
Todos los objetos cuentan una historia, ya sea por la forma en como fueron construidos o el camino que recorrieron hasta su actual locación. Junto a  esta premisa y con el objetivo de preservar el patrimonio, es que  los museos de la UACh almacenan en sus depósitos un sin número de elementos que dan cuenta de la  historia de la  zona, sus habitantes, costumbre y forma de vida. 
 
La propuesta desarrolla por la DM, apunta sociabilizar con la comunidad y usuarios de los museos objetos que no se encuentran en exhibición. Al contrario, son  elementos que están  almacenados en los depósitos y/o bodegas, pero que forman parte de la colección de la universidad y que se almacenan en la Dirección.
 
Para el mes de marzo se optó por una pieza particular, se trata de un recipiente de loza blanca refinada de uso hospitalario o doméstico, fabricada entre 1870 y 1920 en los talleres de “Maw, Son & Thompson”, en calle Aldersgate, Londres, Inglaterra.
 
El objeto, preservado en muy buena condiciones corresponde a lo que comúnmente se conoce como una “chata” para pacientes en cama y llego al museo a través de una donación realizada en el año 2016 por la familia Bravo-Santelices.
Según explicó el Arqueólogo y Encargado del Laboratorio Arqueología de la DM, Simón Urbina, artefactos sanitarios de este tipo fueron muy populares, utilizados generalmente por personas enfermas. Su fabricación se remonta a  Inglaterra  de donde eran exportados a gran parte del mundo occidental, sobre todo entre la segunda mitad del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.
 
Sobre el objeto
 
En cuanto al ingreso de esta pieza a Chile existen dudas, posiblemente fue adquirida por Baltazar Bravo en París, en el año 1889, o alternativamente la compró mediante el catálogo de una tienda en la ciudad de Talca con posterioridad a 1900.
Bravo pasó gran parte de su juventud en Inglaterra estudiando en Londres. Con posterioridad, durante 14 años vivió en su fundo llamado "Colín" en Talca dedicado a la producción de vino.  En apoyo a la primera hipótesis, probablemente adquirió la “chata” cuando participó en la feria internacional de París en 1889, donde ganó medalla de bronce por sus vinos. Sin embargo, diseños similares con la leyenda impresa en inglés en el interior se exhiben en el Museo Victoria en Melbourne-Australia y datan de 1920.
 
Urbina resaltó la importancia que tienen  las donaciones que recibe la DM y como eso refleja el  reconocimiento de la labor que lleva a cabo la universidad. “La política de la DM es recibir colecciones patrimoniales que  permitan comprender e interpretar la historia de la zona sur austral del país y eso incluye recibir colecciones de diversa índole, evaluar cuáles corresponde acoger  y cuáles no. Por lo tanto, que el objeto del mes sea esta pieza apunta a que se pueden hacer donaciones y que las personas comprenden que el museo  es una institución seria que preserva para el futuro elementos que reflejan nuestro pasado.”
 
Asimismo, indicó  que este tipo de objetos tiene  un valor patrimonial indudable ya que cuenta con al menos 100 años de antigüedad permitiendo visualizar  como la gente se manejaba en ataño. 
 
Los bacines -junto a otras piezas de metal, loza y cerámica-, conformaban conjuntos de artefactos sanitarios de circulación global, consumidos por una emergente burguesía comercial alrededor del mundo. 
 
“A diferencia del siglo XVII y XVIII, estos artefactos definen un modo de manejar los residuos y humores corporales en ámbitos privados, tanto domésticos como en hospitales o sanatorios. Su producción industrial en Inglaterra, tal como sucede con la vajilla culinaria, posiciona a este país como un actor principal en el tráfico comercial de piezas de loza blanca refinada hacia destinos sumamente alejados de su lugar de producción. Estos artefactos nos ayudan a  reconocer ciertos aspectos históricos de  la economía mundial,  así como también  el poder adquisitivo que las familias de la época tenían”, aclaro Urbina.
 
El objeto del mes puede ser visitado durante todo marzo en el Museo Histórico y Antropológico Mauricio van de Maele de lunes a domingo entre las 10 a 20 hrs.