Noticias

Sección de Noticias ...

Casas patrimoniales UACh: un viaje a la historia arquitectónica de Valdivia

 
*Durante el Día del Patrimonio Cultural, la Universidad Austral de Chile ofreció a la comunidad local la oportunidad de participar de guiados por 6 casas patrimoniales que se encuentran bajo el alero de la UACh.
 
* Estos lugares simbolizan un complejo social- cultural que va desde 1860 hasta mediados del siglo XX y que, gracias al firme compromiso de  responsabilidad social que tiene la UACh, ha procurado la mantención de una identidad urbana, siendo también una muestra de descentralización cultural en el sur de Chile.
 
En un verdadero viaje a la historia arquitectónica de Valdivia se convirtió el evento organizado por la Universidad Austral de Chile, en el marco del Día del Patrimonio Cultural, actividad realizada en todo el país ayer domingo 28 de mayo y organizada por el Consejo de Monumentos Nacionales, con el fin de resaltar y dar a conocer los valores, el rol y significado de la  herencia cultural existente en este lado del mundo. (Vea galería de fotos aquí).
 
La propuesta que hizo la UACh este año fue compartir con la comunidad  valdiviana por medio de recorridos guiados el valioso patrimonio arquitectónico presente en la ciudad y que de distintas maneras se presta  desde la Universidad para actividades de extensión, vinculación y de uso social. En ese marco, abrió 6 de sus más de 15 inmuebles patrimoniales, los que sintetizan un proceso histórico en Valdivia ligado a la pujanza de la industrialización y de la Universidad Austral de Chile, contando con casas del siglo XIX, principios del siglo XX, arquitectura de los años ’40 y ‘50 y el edificio de la DAE que es una representación de un modernismo regional mexicano.
 
Las viviendas se extienden en un perímetro ubicado entre los campus universitarios y el eje de calle General Lagos. Esta propuesta fue posible gracias a un esfuerzo conjunto que nace desde Rectoría UACh y que fue apoyado por  Vinculación con el Medio y  Dirección Museológica UACh, a las cuales se sumaron otras unidades que colaboraron en las distintas casas abiertas.
 
Rectoría: Casas Reccius & Holzapfel
 
No todo el mundo lo sabe pero la Casa Central de la UACh (Independencia 641) es la suma de dos  inmuebles. Estas dos casas de fachada contigua, ubicadas en calle Independencia, antigua Calle Real, correspondieron a las familias Reccius y Holzapfel. En plena zona fundacional de Valdivia, enfrentan directamente a la calle con sus altos muros y líneas simples, y fueron remodeladas tras el terremoto de 1960.
 
El recorrido especial para autoridades regionales, universitarias e  invitados partió a las 11.00 horas y fue encabezado por el Rector Dr. Óscar Galindo, quien manifestó que “la UACh, en su mandato fundacional, siempre declaró una preocupación preferente por el patrimonio del sur austral. Nuestra Universidad está estrechamente vinculada a la arquitectura local y su funcionamiento original comenzó en antiguas casas patrimoniales del centro de Valdivia y de la calle General Lagos”.
 
La autoridad universitaria añadió que “nuestra responsabilidad es contribuir a preservar el patrimonio para el futuro y estamos trabajando arduamente en un plan de mantención y recuperación de casas patrimoniales”. Esta iniciativa se desarrolla  con proyectos de financiamiento conjunto con el Consejo de la Cultura y las Artes, los que incluyen la refaccionada Casa Ehrenfeld (donde funciona el Conservatorio de Música), la Casa Luis Oyarzún (en la que comenzaron los trabajos) y la Casa Central (cuyas obras de mejoramiento partirán entre julio y agosto, abriendo nuevamente sus puertas en marzo de 2018).
 
“Hay una historia que habla hermosamente no solo de un tipo de arquitectura muy específico sino también del trabajo de carpinteros y artesanos de la madera que le dieron un valor adicional a estas casas en sus puertas, ventanas, en sus tallados interiores, en sus escaleras, haciendo de esos inmuebles verdaderas joyas de la arquitectura de nuestro país”, aseguró.
 
La primera parada se realizó en el acceso a la Casa Reccius (en ella se ve desde la calle un escudo de la UACh), cuya escalera de madera conduce al Salón Rojo. En este espacio hay muebles tallados a mano que se encuentran en este lugar desde la fundación de la Universidad, además de una imponente lámpara de hierro forjado a mano. Tras conocer este lugar, el grupo se dirigió al hall, donde se instaló una maqueta con los dos inmuebles y se destacó el vitral presente, además del parquet de madera local. Allí ofreció unas palabras la Directora de Vinculación con el Medio, Dra. Leonor Adán. Luego, el Rector invitó a  conocer su oficina, donde mostró una foto del Rector Fundador, doctor Eduardo Morales Miranda, algunos libros y las obras de arte contemporáneo que decoran su despacho.
 
La visita finalizó en el hall de la Casa Holzapfel –cuya fachada es de color burdeo y aparece escrito el nombre Universidad Austral de Chile-, donde el Coordinador de Área de Vinculación y Gestión de la Dirección Museológica UACh, Marcelo Godoy, agradeció a todas las unidades que participaron en esta actividad.
 
Entregó mayores detalles de estos inmuebles el arquitecto Gerardo Saelzer, quien explicó que se trata de “un grupo de casas posteriores a las primeras edificaciones en madera y latón. Éstas son en hormigón; se usaron también mixtos con ladrillos valdivianos como los de la fábrica König y los interiores en madera. Estas casas tenían unas fachadas bien elaboradas, muy características de pequeñas ciudades portuarias del norte de Alemania. En el terremoto de 1960 cayeron las fachadas". A juicio del profesional a cargo de la restauración de varios inmuebles patrimoniales UACh, “volver a recuperar estas casas se podría entender como parte de la cadena de procesos históricos de la arquitectura de una ciudad que tuvo una pujanza”.
 
Asistió a esta guiado el Consejero Regional de Los Ríos, Arturo Norambuena, quien dijo que esta visita tuvo un valor emocional, ya que “me ha traído muchos recuerdos y vivencias de mi juventud”.
 
Otro aspecto importante de esta casa es que allí se conserva el archivo histórico UACh, el cual fue restaurado y recuperado, trabajo a cargo del funcionario Franklin Soto.
 
Dirección de Asuntos Estudiantiles
 
El recorrido continuó en la DAE, ubicado en calle Elena Haverbeck s/n,  en el Campus Isla Teja. Expresión de la arquitectura moderna de influencia mexicana, es una construcción de tres niveles que incorpora en su diseño un espacio híbrido que permite múltiples usos, cumpliendo simultáneamente con características de zócalo, hall de distribución y sala.
 
El edificio integra el uso de la piedra, mármol y hormigón armado, y se abre hacia el Jardín Botánico a través de un gran ventanal que permite su integración en el paisaje. Su historia se asocia al periodo inmediatamente posterior al terremoto de 1960, cuando las relaciones entre México y la ciudad de Valdivia se estrecharon fuertemente, asumiendo la Dirección de Arquitectura de la Universidad el diseño y edificación de la entonces Casa del Arte, ejecutada entre los años 1961 y 1966.
 
En el lugar se dirigió a los presentes la Directora de la DAE, Prof. Angélica Aguilar, quien señaló que “nuestro edificio es muy utilizado por la comunidad universitaria, ya sea en ámbitos académicos como nuestro auditorio Sala Paraninfo, en aspectos artísticos culturales como lo son los Talleres Extracurriculares y también como espacio de estudio y encuentro entre las y los estudiantes”.
 
Una de las visitantes fue  Irma Bravo, quien expresó que “como valdivianos muchas veces desconocemos nuestro patrimonio”. En tanto para César Sanhueza, quien también reside en la capital de Los Ríos, “hoy se abre las puertas a un Chile que es distinto, abierto a la ciudadanía”.
 
Casa Anwandter: Museo Histórico y Antropológico Mauricio Van de Maele
 
En esta casa –emplazada en Los Laureles s/n, Isla Teja- recibió a los presentes la Directora de la Dirección Museológica, Karin Weil, quien destacó que “la actividad fue todo un éxito, tanto el recorrido por las casas patrimoniales como la apertura de todos los espacios museales de la Universidad”. A su vez, valoró y agradeció la participación de los estudiantes de la Facultad de Arquitectura y Artes, y a todo el equpo de esta macrounidad,  porque sus alumnos “se comportaron muy a la altura de la actividad”.
 
Allí se pudo disfrutar del juego de la ranita en los jardines de esta casa, el cual es muy similar a la rayuela. La Casa Anwandter es Monumento Histórico desde 1981 y forma, junto al Museo de Arte Contemporáneo, las casas y parque Prochelle de un borde fluvial de valor histórico, estético y turístico. El inmueble fue construido alrededor de 1860 y modificado luego de una tromba marina que impactó la ciudad en 1881. Su construcción fue emprendida por el eminente colono Carlos Anwandter para residencia familiar, casi en forma paralela a la cervecería homónima, y fue un ejemplo del desarrollo industrial de fines del siglo XIX.
 
Casa Ehrenfeld: Conservatorio de Música
 
Desde la Isla Teja el grupo se dirigió al número 1107 de calle General Lagos, donde funciona el Conservatorio de Música UACh. Fue su Director, Prof. Wladimir Carrasco, quien recibió a las visitas. “Estamos muy contentos con los exitosos resultados que obtuvimos por parte de la comunidad en el Día del Patrimonio. Es la primera vez que el Conservatorio participa de esta actividad, y  valoramos la colaboración existente entre las unidades de la Universidad, coordinadas por la Dirección Museológica”, planteó.
 
Tras visitar esta casa, Romina Carrillo, de Santiago, opinó: “Me parece interesante el patrimonio arquitectónico que tiene esta Universidad, y las alternativas culturales que ofrece”. Adicionalmente, el Conservatorio presentó en la mañana una intervención musical con un trío de profesores y en la tarde un concierto de cierre realizado por alumnos y profesores.
 
La Casa Ehrenfeld fue construida por Enrique Werkmeister para la familia Ehrenfeld, en la segunda década del siglo XX. De los inmuebles edificados en la calle de los Canelos, esta casa se corresponde con aquellas de tipo villas: casas edificadas al centro de un predio, con amplios jardines y rejas generalmente ornamentadas. La casa Ehrenfeld, con una planta concentrada, cuenta con una fachada principal con elementos neobarrocos y laterales neoclásicos. 
 
Casa Commentz – Hoffmann: Dirección de Vinculación con el Medio
 
Luego se trasladaron a la Casa Commentz–Hoffmann (en General Lagos 1194), donde funciona provisoriamente la Dirección de Vinculación con el Medio, mientras refaccionan la Casa Luis Oyarzún. Su Directora, Dra. Leonor Adán, señaló que “todo el trabajo que la Universidad realiza en el área de patrimonio cultural es un ámbito muy destacado de nuestro quehacer de vinculación con el medio que tiene una larga trayectoria y se funda en los orígenes y  en la historia de nuestra Institución”.
 
“En este tipo de actividades nosotros podemos integrar nuestras funciones universitarias, de docencia, de investigación y de vinculación. Nos permite plasmar nuestro modelo de vinculación”, añadió la Directora.
 
Esta propiedad fue construida en 1913, en pleno período de apertura de calles en el sector, proceso que incorporó a la ciudad zonas hasta ese momento rurales. Fue construida para servir de residencia a Carlos Commentz, funcionario de la firma Hoffmann y Cía. y su esposa Wanda Hoffmann Thater. Presenta una fachada característica, con un cuerpo central de dos plantas, balcones corridos y dos volúmenes perpendiculares. La madera, material predominante, está recubierta por hojalata que imita cantería.
 
Edificio 2000: Facultad de Ciencias de la Ingeniería
 
La última parada fue en el Edificio 2000 Inés Bischow Von Stillfried, en el Campus Miraflores, en General Lagos 2086. Allí fueron recibidos por el Decano de la Facultad de Cs. de la Ingeniería, Dr. Richard Luco, quien sostuvo que “fue un buen acercamiento –con la comunidad- y que debería mantenerse en el tiempo. El empezar a romper la burbuja y mostrar lo que tenemos dentro de la Universidad es lo que nos va a llevar a que estos edificios puedan ser visitados por la comunidad”. 
 
Originalmente concebido como un centro de eventos para el sindicato de la naviera Haverbeck y Skalweit, este edificio finalmente fue destinado a la Universidad. Los herederos de esta empresa náutica, comprometidos con el desarrollo regional y la necesidad de contar con una institución de educación superior, donaron el edificio y predios contiguos a la naciente casa de estudios. Siguiendo el sistema de denominaciones codificadas presente en el Campus de Ingeniería, el edificio es conocido como 2000. Formalmente, es llamado Inés Bischow, en reconocimiento al apoyo de dicha señora y sus hijas a la UACh. Denominado popularmente como “el edificio de las columnas”, destaca por su materialidad en hormigón armado y por su estilo de inspiración neoclásica con elementos modernos.
 
Es importante consignar que la apuesta llevada a cabo por la UACh tiene un contexto mucho más amplio. “Siempre pensamos que el país debe tener un desarrollo territorial equilibrado, desde el punto de vista cultural, académico, intelectual, científico y político. El cuidado del patrimonio e invertir en el patrimonio de los territorios va también en esa dirección”, aseguró el Rector Galindo.
 
Es evidente que este esfuerzo institucional permitirá que cada vez más valdivianos aprecien el valioso patrimonio que no solo conserva la UACh, sino que está presente en diversos rincones de la ciudad del Calle Calle.