Cocina metálica para juegos de niñas

Cocina metálica para juegos de niñas

ca. 1890

Museo Colonial Alemán de Frutillar

Universidad Austral de Chile

 

 

Los puppenherd, -cocinas o estufasde juguete-, tienen una larga tradición en la cultura alemana que los inmigrantes trasladaron a Chile a fines del siglo XIX.Estas cocinillas surgen en el siglo XVII primero como objetos decorativos para adultos y recién a fines del siglo XVIII, comienzan a fabricarse para las casas de muñecas y como juguetes. Fue la firma alemana Märklin la que inició la fabricación de estas cocinas en 1859.

Dichas piezas copian a la perfección pero en miniaturas las piezas originales, así como el menaje que se disponía sobre sus quemadores. Tales piezas tenían la cualidad que podían replicar su uso, ya que estaban manufacturadas para que el proceso de la cocina funcionara con el uso de leña o combustible, posteriormente energía, y los recipientes o contenedores se calentasen, educando y entreteniendo a las futuras hausfrau y sus comensales.Además existían libros con recetas para cocinar en ellas.

La pieza del Museo de Frutillar está manufacturada en metal y ostenta una gran chimenea que le da una altura de 121 cm. Tales piezas suelen llegar a los museos del sur de Chile muy bien cuidadas y traspasadas de generación en generación, dando cuenta del valor que se les ha asignado y la relevancia de la mujer en la historia de colonos e inmigrantes.